Emilio Santasmarinas

Reflexiones diarias


Son meras coincidencias o así se quiso hacer